23 oct. 2007

Tapioles y mis amigos

Tapioles, cuantos buenos ratos he disfrutado en tus tierras, pero el encanto de este pueblo no es la tierra en si, si no sus gentes, esa gente que hace que uno en el pueblo se sienta seguro, que se sienta en casa.

Hace años cuando era un joven adolescente, empecé a veranear en el pueblo de mis antepasados, y descubrí allí unos grandes amigos, que para siempre estarán en mi corazón.

Pasamos buenos veranos con momentos inolvidables momentos como las excursiones en bici, las peleas de girasoles, la caza de topillos, las bombas de salfuman, los partidos de pelota, los partidos de fútbol (limpiar el campo de fútbol), liar a kety con las vueltas, ir a ver las estrellas con posterior caza a Indurain, las misiones de alto riesgo al melonar, las cenas en las bodegas o simplemente quedarnos en la plaza charlando y comiendo pipas son solo algunas de las muchas cosas que siempre encontrábamos que hacer, el caso es que no nos aburríamos y si nos aburríamos a alguno se le ocurría alguna cosa que hacer.

Luego llegaron las chicas, no es que no estuviesen antes, si no que no las hacíamos ni caso, pero con el paso de los años las hormonas hicieron su aparición y nos dimos cuenta que ellas también existían y en este aspecto el pueblo me ha dado mucho, alli di mi primer beso a una chica, y allí conocí al ser mas especial de mi vida, mi novia Aurelie, la cual anda de erasmus por Finlandia.

Pasaron los años nos hicimos mayores y aquellos largos veranos de bicicletas y pipas, dieron paso a visitas expres en San Roque, las fiestas del pueblo, algún fin de semana que otro y si los planetas se alinean correctamente a lo mejor una semana o 10 días de vacaciones.
La gente se hace mayor y poco a poco se distancia ya sea por el trabajo, por sus parejas o por la razón que sea y cuando llegas al pueblo en vez de encontrarte con una gran pandilla de amigos, si tienes suerte encuentras uno o dos. Hace unos años cuando llegué a Madrid, cada poco me subía a mi megane amarillo, me iba al pueblo el fin de semana y salía de Madrid sin llamar a nadie, pues no lo necesitaba, sabia que al llegar allí encontraría a mis amigos, ahora eso no puede ser, ahora si quiero ir, he de preguntar con tiempo quien va a ir para saber si merecerá la pena ir, es triste, pero es así, en fin, cuantos buenos ratos que nunca volverán.
Por lo menos se que a pesar de todo y aunque estén lejos, los amigos siguen estando y por supuesto siempre estarán en lo mas profundo de mi corazón.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola ivan!!!!!

Proximo encuentro en tapioles city pa fin de ano y creo que seremos unos cuantos........

Saï y David.

coco dijo...

Antes lo teniamos siempre y lo pasabamos bien y ahora lo tenemos poco y lo que nos cuesta pasar unos dias juntos, pero como lo saboreo coño! Se puede comparar al ron, te puedes chupar todo el Barceló del mundo (Yo lo intento jeje) a cualquier hora y saberte a teta, pero son las 3:00 am y me estoy tomando un chupito de Zacapa Centenario XO y buff... Antes cantidad, que podiamos, pero ahora que no podemos tenerlo por que somos mayores (sobre todo vosotros cabronazos!) hay que buscar calidad.

Anónimo dijo...

Y los anonimos quienes son?
No me fastidies que tienes admiradores secretos Ivan! No me estraña, el blog este esta tan bien que te daria por el... uy! perdon, lo mismo no se pueden decir tacos aqui, a ver si el moderador va a ser un estirado y nos echa.

Sweetie Aurélaï dijo...

I totally agree with you but I don't think that we can do the same foolishness...we grew up quickly and we have to bear it.

I couldn't stay all a summer ( like I used to do in the past) in Tapio, I think I would choke off!!!

And people change....it's the life, you've to live with that.....You never can know how the life will be.....

Anónimo dijo...

Dani al habla:

Que razón tienes Coco!! Iván, amigo, no te me pongas triste. Comparto todos y cada uno de los sentimientos que expresas pero como dice nuestro Juanillo, ahora pocos pero muy intensos. Y eso es lo que sigue haciendo que cada vez que voy al pueblo y sé que estaréis allí me asome una sonrisa en el corazón. Besitos y abrazos para todos!!!

Iñaki dijo...

Hola a todos, cuando he entrado en el blog de Ivan y he visto el tema de Tapioles se me han iluminado los ojos. Que razón teneis en cuanto a todos aquellos momentos q hemos vivido,realmente si que es una pena que poco a poco fueran desapareciendo,pero es ley de vida y cada uno poco a poco va rehaciendo la suya. Aunque yo sea de los qu menos se me ve el pelo por alli,no me olvido ni me olvidaré nunca de todos vosotros y prometo que la ultima vez que estube por alli dejara de ser la ultima lo antes posible. Un abrazo muy grande a todos. Os quiere y no olvida, Iñaki.

Alvar dijo...

hola ivan que pasa soy el catalan estas como una chotilla pero ya sabes lo que te aprecio.
El pueblo cada vez mas dificil,pero cuando se alinean los planetas (como tu dices) y españa gana un mundial... coincidimos, dias mejores otros no tanto,pero siempre hay algo de que hablar...bueno hasta que comenzamos a balbucear por culpa de alguna cerveza o cubata de mas.
Yo no fui al pueblo en 3 años,y se que me perdi muchas cosillas pero al llegar,hablamos como si nada y para mi fue un alivio ya que el tiempo hace que nos volvamos tontos o yo que se...Pero bueno mañana curro y son mas de las 0:00
un habrazo.
oye lo tuyo con las psp es algo que tendria que mirar un profesional... ;) saludos a Eurelie yo creo que es asi...

Alvar dijo...

abrazo con h manda güevos

Sweetie Aurélaï dijo...

y Aurelie con A tiene huevos también....gracias alvar por acordarte de como se escribe mi nombre.....

zammer dijo...

A todos muchas gracias, me levantáis el animo muchísimo.
si ya lo decía yo, con amigos así, ¿quien necesitas riquezas?
Un abrazo muy grande a todos, os quiero.

Anónimo dijo...

Hola Ivan soy Fran (chapola)!
vaya movida te has montao, jeje.
Que pena da lo que has contado, y lo peor es que es cierto, que todo aquello que pasamos en el pueblo, fue algo grande, cuando todos estabamos unidos. El problema ha venido al hacernos mayores, cada uno por su lado, y las amistades que se crearon, ya no son como eran, pero bueno siempre quedará algo, y desde luego siempre me alegraré de veros y recordar el pasado.
Un abrazo para toda esa gente